lunes, 29 de agosto de 2011

Visitan 150 mil reliquias de Juan Pablo II

En promedio unas 50 personas por minuto observan y sacan fotografías a la urna del 'papa mexicano' en la Basílica de Guadalupe.

CIUDAD DE MÉXICO | Sábado 27 de agosto de 2011

NTX | El Universal

Unas 150 mil personas habían visitado hasta este sábado la urna que contiene las reliquias del papa Juan Pablo II en la Basílica de Guadalupe, con la intención de cumplir una manda o sólo para reafirmar su fe en el beato.

Desde el jueves pasado y hasta este sábado se tiene contabilizada la presencia de 150 mil fieles, ya que en promedio unas 50 personas por minuto observan y sacan fotografías a la urna del "papa mexicano", de acuerdo con información difundida por el recinto guadalupano.

A pesar de que permanecen hasta dos horas formados en la fila para ingresar al templo del Tepeyac, infinidad de adultos mayores, la mayoría de ellos con enfermedades crónicas, niños y jóvenes durante unos segundos permanecen cerca de las reliquias de Karol Wojtyla.

La imagen de cera del beato, que tiene una estola elaborada por religiosas de Guadalajara y es de tamaño natural, tiene una cápsula de sangre de Juan Pablo II colocada en un relicario en forma de cruz y pegada al pecho del papa.

Unos 150 elementos, tanto de la Policía Federal como de la seguridad interna del recinto guadalupano, protegen a los fieles que asisten al templo a observar las reliquias de Juan Pablo II, las cuales estarán hasta este domingo en las faldas del cerro del Tepeyac.

Las muestras de fe de los asistentes a la Basílica de Guadalupe se repiten a cada momento ante la urna, que pesa más de 180 kilogramos, como en el caso de la señora Martina Flores, quien prometió llevar a su madre a ver las reliquias para que el beato le conceda el milagro de ayudar a su progenitora que padece diabetes.

Las reliquias estarán expuestas en la Basílica de Guadalupe hasta las 22:00 horas de este domingo para después partir hacia el Estado de México, como parte de la peregrinación que durante cuatro meses recorrerá unos 22 mil 500 kilómetros por carreteras mexicanas.