sábado, 30 de marzo de 2013

El turismo religioso aumenta en Argentina por el `efecto Papa´


No importa que la economía argentina ya no crezca tanto como en los años anteriores. La Semana Santa de 2013 promete convertirse en un éxito para el turismo doméstico. No solo porque después del Domingo de Pascua esta vez tocan dos festivos, el lunes y el martes, por los veteranos y caídos de la Guerra de Malvinas de 1982. También por el efecto papa Francisco, que ha despertado el turismo religioso.

Funcionarios y empresarios de turismo de toda Argentina reconocen que se ha elevado la demanda de viajeros por participar de celebraciones católicas. Sucede que el país sudamericano vive una papamanía desde que Jorge Bergoglio, exarzobispo de Buenos Aires, fue nombrado sumo pontífice hace dos semanas. La renovada devoción católica, que asusta a los militantes de izquierda que vienen bregando por la despenalización del aborto, entre otras causas, ha llevado a que las misas del pasado Domingo de Ramos fueran más concurridas que lo habitual. Tres cada cuatro argentinos son católicos, pero solo un cuarto de la población total asiste con frecuencia a ceremonias religiosas.

Seguir leyendo: http://www.eldeber.com.bo/nota.php?id=130329190703