jueves, 15 de abril de 2010

Considera experto que debe promoverse el turismo espiritual

El investigador Rogelio Martínez Cárdenas resaltó la importancia de promover más un turismo espiritual que un turismo religioso.
Comentó que el segundo va más enfocado a la parte devocional y el primero a la parte mística y no puramente religiosa, porque abarca también retiros de sanación, espacios naturales, temazcales, etcétera.
Señaló que el turismo religioso en Jalisco genera una afluencia de más de ocho millones de visitantes y una derrama económica de más de dos mil 400 millones de pesos anuales.
En entrevista con Notimex agregó que, de acuerdo a un estudio, de los 11 templos más visitados del país, Jalisco ostenta cinco, por lo que es muy importante para esta entidad el turismo religioso, ya que tiene un potencial enorme.
El académico del Centro Universitario de los Altos de la UdeG dijo que los cinco puntos más importantes para Jalisco en turismo religioso son la Virgen de San Juan de los Lagos, la Virgen de Zapopan, la Virgen de Talpa, Santo Toribio Romo y la Iglesia de la Luz del Mundo.
Sin embargo, explicó que el ámbito del turismo espiritual es más amplio que el turismo religioso, lo que tenemos que hacer es aprovechar este sentido de misticidad para desarrollar productos que le sean atractivos a la gente.
Comentó que se lleva a cabo una difusión muy enfocada a la devoción y no se promueven todos los atractivos que existen en los lugares donde están los santuarios o en las poblaciones aledañas, para generar una mayor actividad turística.
Dijo que hay gente que tiene 30 años que visita, por ejemplo, San Juan de los Lagos y no conoce otros lugares de la zona de Los Altos de Jalisco, por lo que falta dar un enfoque distinto al puramente devocional.
Aclaró que no se puede negar la importancia de la parte devocional, pero tenemos que incluir el complemento turístico, para que aquella persona que llega cumpla con su parte devocional y sienta interés a recorrer la región donde se ubica el santuario.
Propuso promover los atractivos que existe alrededor y empezar a enlazar con actividades, por mencionar la región de Los Altos, promocionar rutas, por ejemplo, con vistas a las antiguas haciendas, a las fábricas de tequila, museos, etcétera.
Además, que la gente conozca que dentro de los templos que visita hay pinturas importantes o la arquitectura del mismo tiene gran valor, son aspectos que tenemos que difundir para que la gente tenga una experiencia distinta a la puramente devocional, apuntó.
Destacó la importancia de que los representantes de las Iglesias se reunan con las autoridades públicas y con la sociedad para organizar este turismo espiritual, porque genera mucho movimiento, pero también muchos accidentes.
NOTIMEX