miércoles, 7 de marzo de 2012

Difícil Cancún para el turismo discapacitado

Su infraestructura hotelera de hace 35 años en el caso de los hoteles que no han sufrido remodelaciones profundas- hace que en muchos centros de hospedaje ni siquiera tengan rampas de acceso


CANCUN, 4 de marzo.- El turismo discapacitado crece lento pero no tan lento como la voluntad de hoteleros de Cancún por adecuar la infraestructura de sus inmuebles a las necesidades de este turismo especial. Judith Cárdenas Anguiano, gerente general de Cancún Accesible, una agencia de viajes especializada en turismo discapacitado, dijo que resulta complicado hacer de Cancún un destino para estos viajeros.


Su infraestructura hotelera de hace 35 años –en el caso de los hoteles que no han sufrido remodelaciones profundashace que en muchos centros de hospedaje ni siquiera tengan rampas de acceso.

En cambio, en la Riviera Maya – un desarrollo creado bajo normas internacionales de construcción en los años 90- es más fácil hacer adecuaciones e incluso hay complejos hoteleros de más de 1, 000 habitaciones que cuentan con por lo menos una docena de cuartos adaptados para turismo con capacidades diferentes.

Los hoteles Palace, Barceló, Bahía Principe y Sandos Caracol son algunos de los pocos adaptados para sillas de ruedas y otras necesidades especiales, a decir de Cárdenas Anguiano. Con todo, según la turistera para este año habrá un crecimiento de entre el 5 por ciento y el 10 por ciento “bajo si se le quiere ver así, pero es mucho considerando que hay otros segmentos que no crece tanto”, comentó.

Su empresa se encarga de proporcionar sillas de ruedas para la playa, transportación del aeropuerto al hotel y viceversa, así como tour especiales para ellos y sus acompañantes, que en promedio son 4. Su gasto medio durante su estancia, que suele ser más extensa que la de un turista normal, no es nada espectacular pero si es superior ya que además de los aditamentos mencionados también contratan sillas de baño y para regadera, por ejemplo. Al mes, una agencia de viajes especializada como la suya trae en promedio 200 personas discapacitadas, durante la temporada alta y según sus proyecciones seguirá manteniendo un mismo ritmo de crecimiento.

Fuente: Diario de Quintana Roo