miércoles, 24 de octubre de 2012

Inicia peregrinación islámica a La Meca


Millones de personas llegarán a fiesta religiosa, calculan


RIAD (EFE).— Miles de fuerzas de seguridad y servicios médicos están ya preparados en Arabia Saudita para que nada empañe los días grandes del ritual del “hach” o peregrinación islámica, que todo musulmán debe cumplir al menos una vez en la vida siempre que su salud física y económica se lo permita.
Las autoridades wahabíes calculan que alrededor de 1. 6 millones de peregrinos procedentes de todo el mundo desembarcarán en estos días en el reino para participar en la fiesta, a la que también se unirán cerca de 750 mil residentes en el país. 26 mil efectivos del cuerpo de Defensa Civil, cerca de un 20% de su plantilla, supervisarán el proceso para evitar accidentes, aglomeraciones y estampidas como las que en anteriores años segaron la vida de millares de fieles.
El contingente contará, además, con más de 6 mil 900 vehículos preparados para aplicar, si es necesario, el plan de emergencia, que incluye la movilización de 19 helicópteros de rescate, camiones de bomberos, torres móviles de iluminación y escaleras móviles que pueden alcanzar hasta 56 metros.
Defensa Civil considera doce riesgos potenciales, entre ellos, los incendios, el derrumbe de edificios, las intoxicaciones o las avalanchas humanas como la ocurrida en 2006, año en el que 363 peregrinos murieron. Evitar este tipo de accidentes es una de las prioridades de las autoridades saudíes en los últimos años, que han conseguido reducir significativamente su número y gravedad.
Entre las medidas preventivas adoptadas, destaca la decisión de la dirección de la Gran Mezquita de La Meca de equipar las 176 entradas a la ciudad con instrumentos electrónicos que indican a los fieles el nivel de aglomeración. Además, el ministerio de Sanidad ha preparado ocho hospitales en los lugares sagrados e instalado un centenar de centros médicos en los diferentes sitios frecuentados por los peregrinos, como el monte Arafat y el valle de Mina.
Los rituales comienzan hoy con el denominado día de “Al Taruia” (revelación), en el que los fieles, que deben ir vestidos con un atuendo sin costuras desde que abandonan su hogar rumbo a La Meca, rezarán y meditarán a la espera de subir la madrugada siguiente al monte Arafat.

Informador.com.mx