lunes, 15 de abril de 2013

Turismo religioso. El Cristo Roto, minita de oro

Esta figura deja una derrama anual de 100 millones de pesos provenientes de los 550 mil visitantes que año con año llegan a San José de Gracia, Aguascalientes, para verla; sin embargo, nadie sabe adónde va a dar ese dinero ni en qué se aplica…

Aguascalientes • Desde el aire el Cristo Roto es imponente. No hay cielo que valga, vegetación árida ni presa que lo opaque, pues la mirada solo puede centrarse en él con su único brazo y su única pierna. No figura esa imagen en iglesia alguna. El helicóptero gira alrededor de su cuerpo color dorado (de 25 metros de altura) brillante con los destellos del sol de media tarde. Por increíble que parezca, este Cristo mutilado y sin cruz es el que da trabajo a las familias del municipio de San José de Gracia; parece que es lo único que logró contener desde hace siete años la migración que muchos de los habitantes realizaban hacia la frontera norte.

¿Qué le pasó? ¿Quién lo rompió? ¿De dónde lo rescataron antes de traerlo a la presa Plutarco Elías Calles? Cualquiera pensaría que tal vez fue víctima de un temblor, una explosión, quizás lo rescataron de la iglesia del pueblo antes de que ésta fuese inundada; pero la realidad es que el Cristo Roto es resultado de la creatividad de los integrantes del Patronato para el Desarrollo Turístico de San José de Gracia, quienes en 2005 diseñaron un proyecto de turismo religioso que podría generar ganancias millonarias, para no se sabe a quién.