miércoles, 18 de mayo de 2011

Olvidado, el turismo religioso

La falta de reconocimiento del turismo religioso por parte del sector gubernamental es la principal causa de las deficiencias en infraestructura en los centros de devoción del país, coincidieron expertos.

Rogelio Martínez, investigador de la Universidad de Guadalajara (U de G), explicó que este segmento es un factor económico de alta relevancia para las poblaciones donde hay un centro de adoración; sin embargo, a pesar de ello no es reconocido en muchos casos dentro de los programas oficiales del sector turismo y mucho menos por las compañías operadoras de servicios turísticos.





“La estancia de los paseantes es corta y lo que se requiere es promover y crear infraestructura para atraer más gente. Tardaríamos algo de tiempo en tenerla; sin embargo, no hemos desarrollado este tipo de conceptos”, apuntó.

Al respecto, Silvano Ruezga, profesor investigador del centro universitario Los Lagos de la UdeG, explicó que en los centros religiosos como la Basílica de Guadalupe, en el Distrito Federal, y San Juan de los Lagos, en Guadalajara, se necesita una oferta turística adicional para que los visitantes pernocten en esos lugares.

“Al año, cerca de 33 millones de turistas nacionales visitan algún centro religioso del país, pero la falta de atractivos turísticos complementarios hace que el devoto sólo se quede en ese sitio unas cuantas horas”, dice Ruezga.

México necesitaría de 20 a 30 años en construir la infraestructura necesaria para competir con centros religiosos turísticos como el Vaticano, en Italia, o y la Iglesia de Lourdes de Fátima, en Francia, agregó.

Juan Carlos Arnau, director general de programas estratégicos de la Secretaria de Turismo del Gobierno del Distrito Federal (GDF), reconoció que es evidente el descuido por parte del gobierno en este segmento.

Sin embargo, adelantó que el Gobierno del DF prepara un proyecto para promover el turismo por motivación religiosa en la ciudad, en el que se plantea el apoyo para la construcción de infraestructura hotelera en los alrededores de la Basílica de Guadalupe.

“La Basílica es el centro mariano más visitado del mundo, entre 12 y 14 millones de turistas vienen al año, de ahí la importancia de contar con un producto rentable y revaluado”, explicó Arnau.

El proyecto del GDF, que será presentado en el primer semestre de 2009, prevé la edificación de un hotel de lujo, con el fin de atraer a los turistas de otros países.

México. Redacción