viernes, 4 de octubre de 2013

9 datos sobre el impacto que genera el Turismo Religioso en México

...

Cada año 34 millones de visitantes scuden a templos religiosos en todo el país. Esto genera una derrama económica de diez mil doscientos millones de pesos.
Desde 2008, la Secretaría de Turismo ha trabajado en convertir al país en uno de los principales destinos turísticos con mayor número de peregrinaciones extranjeras, tal como ocurre hoy en día El Vaticano, Roma, Tierra Santa, Jerusalén y Lourdes. De los más de diez millones de turistas extranjeros que recibe México al año, 225 mil vienen con fines religiosos. La estancia promedio del turista religioso es de siete a 15 noches y gasta entre 120 y 150 dólares diarios por persona, incluyendo alojamiento y alimentos.
En el D.F. el peregrino que se hospeda gasta alrededor de seiscientos pesos, lo que genera una derrama de siete mil quinientos pesos anuales en la capital mexicana.
De los cincuenta millones de personas que visitan el D.F., 12.5 millones visitan santuarios. La Basílica de Guadalupe es el principal atractivo religioso en la ciudad al recibir más de diez millones de visitantes al año. Le siguen la Catedral Metropolitana, la Iglesia de San Hipólito, la Catedral de Coyoacán y el  Cerro de la Estrella en Iztapalapa.
Existen tres tipos de turistas religiosos: el peregrino, que viene al pais motivado por la fe y se dirige específicamente a un templo donde existe una imagen de adoración; el religioso per sé, que tiene un interés cultural y busca una estancia placentera; y el secular, quien más allá de una motivación religiosa se siente atraido por un deseo cultural, histórico o social (suele tomar fotos cuando entra a una iglesia). Estos tres tipos de turistas han realizado juntos alrededor de trescientos millones de viajes en los últimos treinta años -según datos de The World Religious Travel Association (WRTA)-, generando una derrama económica de más de 18 mil millones de dólares.
La visita realizada por el Papa Juan Pablo II en 2002 al D.F. atrajo entre ocho y diez millones de visitantes, quienes generaron una derrama económica de trescientos millones de dólares.
La visita realizada por el Papa Benedicto XVI a Guanajuato en 2012 generó 3.4 millones de visitantes y una derrama superior a los 524 millones de pesos. La ocupación hotelera promedio fue de 65 por ciento en León, 47 por ciento en Guanajuato y 82 por ciento en Silao. El sábado se reportó lleno total en los tres municipios