martes, 30 de octubre de 2012

El dinero que mueve la peregrinación a La Meca

La peregrinación es un evento religioso (y económico) importante.

Millones de musulmanes de todos los orígenes se reúnen cada año en Arabia Saudita para cumplir con uno de los pilares del Islam: el Hajj o la peregrinación a La Meca.

El evento se ha convertido en un negocio lucrativo y también es un activo financiero importante para la economía de este reino rico en petróleo.


Mohamed Zayan, un peregrino de 53 años de Túnez, ha esperado toda su vida para cumplir con esta obligación religiosa. Pero su sueño no llega gratis.

"Gasté hasta US$6.000 en mi Hajj", dice Zayan.

"Le doy las gracias a Dios por haberme permitido ahorrar esta cantidad de dinero, pero estoy triste porque no pude llevar a mi esposa y a mi hijo conmigo".
Los millones de personas que vienen a La Meca cada año traen miles de millones de dólares a la economía saudita.

Los restaurantes, las agencias de viajes, las aerolíneas y las compañías de telefonía celular ganan un dinero importante durante la peregrinación, y el gobierno se beneficia a través de los impuestos.

El año pasado, el evento de diez días generó unos US$10.000 millones, de acuerdo con las cifras de la Cámara de Comercio en La Meca.