martes, 27 de marzo de 2012

Los números detrás de la visita del Papa a México

La ciudad de León invertirá US$ 550 mil para recibir a un millón de personas. El 25% de la capacidad hotelera todavía está disponible. En diálogo con Infobae América, el alcalde Ricardo Sheffield dice que es "un evento más"

En el estado de Guanajuato, la ciudad de León será la protagonista de la primera visita de Benedicto XVI a México. A los 1,5 millones de habitantes, se le sumará un millón de fieles, periodistas y turistas que buscarán ver al Papa en su recorrido de 32 kilómetros por el Boulevard López Mateos, desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad.

Doscientos medios de comunicación mexicanos y 80 internacionales ya se acreditaron para cubrir la estancia del Papa en México, desde el 23 de marzo hasta el domingo 25, cuando ofrecerá una misa en el Parque Guanajuato Bicentenario de Silao. Pero para Ricardo Sheffield, presidente municipal de León, éste es "un evento más de ciudad".

"Estamos acostumbrados a tener eventos de ciudad, como las ferias, el Rally Internacional de Automovilismo, el Festival Internacional del Globo. La ciudad invierte en estos eventos porque es un derrame económico en el sector turístico", adhiere Sheffield en una entrevista con Infobae América. Y por ello el miembro del Partido Acción Nacional (PAN) dice que "se invertirá lo mismo que en cualquier otro evento: entre US$ 300 mil y 900 mil".

En total, la ciudad invertirá US$ 550.000 en la visita de Benedicto XVI, que, según Sheffield, es la mitad de lo que se gastó en el último rally de automovilismo. Horas extras para el personal de limpieza, policía, tránsito y protección civil costará US$ 150.000.

Otros US$ 150.000 se destinarán a "vestir la ciudad, con espectaculares y gallardetes" en sus principales calles. Y una inversión mayor de US$ 250.000 se utilizará para instalar baños portátiles.

El Gobierno federal desplegará 10.000 agentes para garantizar la seguridad de Joseph Ratzinger durante su estancia en Guanajuato. Esta protección se suma a los más de 3.000 que proporcionan el Gobierno del estado y los municipios de León, Guanajuato y Silao.

En los días anteriores a la llegada del Papa, la demanda hotelera en Léon se sigue completando. Carmen Fabiola Vera Hernández, presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles de León, asevera en diálogo con este medio que "la ocupación actual se encuentra en torno al 75 por ciento".

Según Hernández, en la ciudad existen 6.300 habitaciones disponibles para recibir un total de 20.000 personas diarias. "Por esos tres días, va a haber un derrame económico de 120 millones de pesos (US$ 9,4 millones) en hoteles", especifica. El 45% de los hoteles son de entre cuatro y cinco estrellas, mientras que el resto son de uno a tres estrellas. Además, hay 60 moteles que cuentan con alrededor de 1.500 habitaciones.

La polémica en torno al presupuesto de León para este evento se hizo presente en la ciudad a principios de este año. Sheffield quiso cobrar por sillas y gradas especiales para poder ver al Papa en su procesión. Finalmente, la Iglesia protestó, y el presidente municipal dio marcha atrás con la decisión.

"Se interpretó que íbamos a cobrar para ver al Papa, pero las gradas se iban a poner en un tramo de 500 metros en 32 kilómetros. Si eso generó cierto nivel de sensibilidad, entonces no pusimos gradas. Que cada quien traiga su silla", aclara el edil.


Movimiento local

Si bien la visita del Papa empuja principalmente al turismo internacional, Sheffield anticipa que la mayoría de los visitantes provienen del país. "Vendrá mucha gente de Guadalajara, Ciudad de México, Morelia, San Luis Potosí, Aguas Calientes, de las zonas más cercanas", enumera el presidente municipal. Y agrega: "Alrededor de León habitan más de 60 millones de mexicanos en un rango de 300 kilómetros".

La presidente de la Asociación de Hoteles y Moteles de León evidencia esta tendencia, ya que "el 60% de las reservas hoteleras son nacionales". En el área internacional, Hernández afirma que "hay mucha prensa, sobre todo de Italia, España, Estados Unidos, Colombia, Venezuela y Chile".

Por eso es que más allá de los 1.600 buses que pertenecen al transporte público de la ciudad, el municipio instaló nueve estacionamientos en las periferias de León, con una capacidad de hasta 350.000 vehículos. Desde esos estacionamientos, 160 unidades especiales acercarán a los visitantes hasta la avenida donde se hará el recorrido papal.

La estadía en el estacionamiento es de 50 pesos mexicanos para autobuses (US$ 4), 30 pesos para vehículos (US$ 2,3), menos de un dólar para motocicletas y cuarenta centavos de dólar para las bicicletas.

Según el presidente municipal, el domingo será el día más fuerte en la llegada de visitantes, ya que no sólo es el día de misa, sino que México declaró el asueto. Ya se están repartiendo 300.000 boletos en las 91 diócesis del país para presenciar la misa.

Fuente: america.infobae.com