jueves, 5 de septiembre de 2013

Conocé los 3 santuarios más famosos del mundo

Lourdes, en Francia, Fatima, en Portugal y Medjugorje, en Bosnia y Herzegovina; el turismo religioso crece día a día
El turismo religioso crece día a día. Cada vez son más las personas que, impulsadas por la fe, eligen destinos espirituales para sus vacaciones o durante fechas especiales.
A continuación, tres de los lugares místicos más visitados del mundo.

LOURDES, FRANCIA

Esta pequeña ciudad ubicada en el corazón de los Pirineos franceses, a 815 km de París, con un impresionante castillo medieval, caminos para practicar senderismo, balnearios de aguas termales y rodeada de varios centros importantes de esquí, se convirtió en un centro religioso católico en el siglo XIX. Desde ese momento, fieles de todo el mundo visitan el lugar para vivir una experiencia maravillosa, con hermosos paisajes de fondo, impulsados por la fe y la devoción.

FATIMA, PORTUGAL 

A 120 km de Lisboa, hacia el Norte, se encuentra la ciudad de Fátima, una de las grandes capitales espirituales del catolicismo, que se incorporó al mapa de las apariciones de la Virgen en el año 1917. Prácticamente toda la actividad se centra en el turismo religioso, alrededor del santuario, que recibe 5 millones de personas al año entre los meses de mayo y octubre. Del total, cerca de 40.000 peregrinos llegan caminando a Fátima, utilizando a la inversa los senderos del Camino de Santiago y sus etapas. Pero como esta peregrinación crece año a año, se están construyendo dos recorridos señalizados con flechas azules y servicios, uno que parte desde Lisboa y otro de Oporto.

MEDJUGORJE, BOSNIA Y HERZEGOVINA

La historia de este pequeño pueblo bosnio del sur siempre fue especial. Ubicado en una región de conflictos étnicos-religiosos, rodeado de mezquitas y en medio de un mar musulmán, sobrevivió como comunidad católica croata desde hace siglos. Su nombre significa "entre las montañas" en eslavo, goza de un apacible clima mediterráneo, regalo de la elevación y la cercanía con el mar, con una vegetación agreste.