lunes, 20 de agosto de 2012


La Luz del Mundo vive una intensa noche de fervor religioso


Los fieles que participaron del rito que cierra las festividades de la iglesia de La Luz del Mundo, demostraron gran fervor religioso. 


GUADALAJARA, JALISCO (15/AGO/2012).-  La fiesta de la Santa Convocación cumplió una edición más por parte de los miembros de la Iglesia de la Luz del Mundo. Su jerarca máximo, Samuel Joaquín Flores, presidió el rito de la Santa Cena  ante una multitud de fieles de 43 países.

El líder religioso exhortó a sus seguidores a vivir la doctrina de fraternidad de  Jesucristo, particularmente en lo que fue su último acto en su vida plasmado en los textos bíblicos de la bendición del pan y el vino. 

Varias calles que confluyen al templo de la Hermosa Provincia se vieron repletas de feligreses ataviados de prendas blancas en lo que es el acto principal de los festejos de esta institución religiosa.

Después de la bendición del pan, dos mil ministros repartieron fragmentos de este alimento a los fieles, cuyo requisito para participar es tener una edad de 14 años y estar bautizado.  

Otro de los responsables de comunicación social de la Luz del Mundo, Armando Maya, comentó que la Santa Cena trae “un gran mensaje de fraternidad ante un mundo y un país violento. El suceso más importante en la historia de la humanidad: el sacrificio de Jesucristo se realizó para que las almas fueran redimidas.  Hay un mensaje de paz, como fue el mensaje de Jesús al ser humano al morir en la cruz”.

Abundó que el hecho que convivan en la festividad diversos grupos sociales y etnias diferentes, “une a los miembros de esta iglesia,  donde las diferencias se superan”.  

De parte del área de comunicación de la Luz del Mundo, se informó que la celebración de la Santa Cena se difunde por el ciberespacio, de modo que sus seguidores pueden tener acceso en las reuniones que se realizan en dos mil 692 templos que tiene esta iglesia en todos los países donde tiene presencia.

Fuente: Informador.com.mx