domingo, 18 de noviembre de 2012

Cautivan en el Zócalo capitalino unos 50 alebrijes monumentales


Padres de familia acompañados de sus pequeños y hasta las abuelitas se pararon un instante al lado de los alebrijes. NTX

Los alebrijes son la atracción en el Primer cuadro del Centro Histórico. Atrajeron la presencia de decenas de personas, quienes no pierden la oportunidad de retratarse con estas extraordinarias obras de arte.


CIUDAD DE MÉXICO (05/NOV/2012).- Tras su estancia en Paseo de la Reforma, cerca de 50 alebrijes monumentales llegaron al plancha del Zócalo capitalino, lugar al que atrajeron la presencia de decenas de personas, quienes no pierden la oportunidad de retratarse con estas extraordinarias obras de arte.

Como parte de la celebración del Día de Muertos en esta ciudad, estos animales imaginarios que a menudo mezclan diferentes especies y que se caracterizan por sus colores vivos y decorado con múltiples detalles, son la atracción en el Primer cuadro del Centro Histórico.

A pesar de la ligera llovizna y el aire frío que se siente en ese lugar, chicos y grandes quedan maravillados por las esculturas de hasta cinco metros de altura y no pierdan la oportunidad de admirar las geniales esculturas realizadas por artesanos provenientes de diversos estados de la República.

Padres de familia acompañados de sus pequeños y hasta las abuelitas se pararon un instante al lado de lo que parecen ser dragones, sapos, tortugas, demonios, conejos con alas, peces, catarinas, entre otros, para llevarse consigo la tradicional foto del recuerdo.

Es de mencionar que las esculturas desfilaron hace un par de semanas por calles de esta ciudad como parte de Desfile y Concurso de Alebrijes Monumentales del Museo de Arte Popular (MAP).

El Cipactli, Chinahuatito y Chihuayólotl son algunos de los alebrijes que causan asombro ante sus dimensiones, colores y diseños, a capitalinos, quienes en este puente de Día de Muertos disfrutaron de estas criaturas fantásticas.

A diferencia de otras ediciones, en esta ocasión el mejoramiento y perfeccionamiento de las técnicas de construcción de las piezas era evidente mediante el imaginativo uso de cartonería y materiales reciclables.

Luego de la lluvia que cayó la tarde-noche de ayer en esta ciudad, las esculturas se aprecian sin ningún deterioro, por el contrario, lucen llenas de colorido y toques surrealistas.

Fuente: Informador